8937
post-template-default,single,single-post,postid-8937,single-format-standard,elision-core-1.0.11,ajax_updown,page_not_loaded,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-4.5,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

Blog

Cómo evitar los fallos habituales de descuadre de stock

  |   Noticias F10

Cómo evitar los fallos habituales de descuadre de stock

Cómo evitar los fallos habituales de descuadre de stock y como influye un ERP

Para evitar los errores y mejorar la eficiencia, se deben realizar controles internos. Hay que saber cuánto hay, cuánto se vende, cuánto entra y cuánto sale.

Las empresas con ERP pueden hacer estos controles automáticamente y evitar problemas. Mientras que las empresas sin ERP solo pueden hacerlo de forma manual, lo que les lleva mucho tiempo y es una tarea muy engorrosa. Un ERP permite controlar el stock de manera eficiente y automática. Además de ofrecer una visión general de la empresa y de su actividad con respecto al stock (almacenamiento, compras, producción) ofrece una visión global del stock; por ejemplo, la cantidad de productos en cada almacén o la cantidad de productos que se encuentran en proceso de producción. Y esta información se puede ver desde cualquier punto del mundo.

El ERP tiene un gran alcance en toda la empresa, desde el departamento de Almacén hasta el departamento de Ventas con un posicionamiento global para controlar todos los procesos del negocio, generando un gran impacto en una empresa. Además permite optimizar recursos y ahorrar tiempo en todas las áreas del negocio gracias a automatizar muchas tareas que antes requerían muchísimo tiempo y recursos humanos como son:

La gestión del Stock : El almacén es la parte más importante dentro del sistema logístico industrial, ya que es a través del almacén donde llegan las materias primas a la planta industrial para ser tratadas y convertidas en productos terminados. La gestión del stock es vital para su correcta operación, ya que no solo facilita el proceso industrial, sino que permite controlar los inventarios a los precios establecidos por la dirección general o comercial dentro del almacén industrial o logístico industrial. Pueden existir varios tipos de gestión:

Física: Se centra principalmente en el control directamente sobre el inventario físico por medio de registros manuales o electrónicos. Se basan en un sistema físico donde se pretende controlar el movimiento interno, verticalización y rotación del inventario con fines administrativos (control), así como para dar seguimiento a las entradas y salidas del mismo dentro y fuera del almacén industrial . Estas herramientas son planillas o fichas donde se deben anotar los movimientos realizados sobre cada artículo dentro del almacén industrial, así como su etiqueta identificativa (número de lote) para su posterior ubicación dentro o fuera del mismo (stock listado). Los principales problemas con esta herramienta son: El análisis correctivo necesita muchísimos recursos humanos: es necesario contar con varios trabajadores para obtener resultados significativos (por lo menos dos personas).

Es bastante lenta: usualmente quienes manejan todo este tipo de herramientas son operarios o encargados pertenecientes al personal administrativo. Y además requiere muchísimas visitas, ya que usualmente deben revisarse todos los movimientos realizados sobre cada artículo dentro del almacén industrial. Tiene problemas con la rotación: El hecho de que sea planilla hace que sea muy complicado controlar el movimiento verticalizado entre los niveles superiores e inferiores. Tiene problemas con el análisis: Todavía no hay metodología para ejecutarlos periféricamente. Necesitan ser efectuados por personal experto, comunicarse con la dirección comercial/financiera para obtener datos sin sentido si no llama con él antes. La cadena logística es dinámica y constantemente se modifican sus procesiones , por lo tanto, su validez es relativa, ya que rara vez permanecen igual durante varios períodos; por lo tanto , sus metodologías son viejas, anticuadas , carecen de flexibilidad. Por lo tanto, están desactualizadas ante las nuevas funciones solicitadas por los clientes actuales. No pueden integrarse adecuadamente con otros sistemas: requieren información provenientes fuentes externas (posventa) comunicando manualmente dicha información desde dicha fuente hacia dicha planilla.

Hace poco tiempo ha surgido un nuevo tipo de gestión llamada “gestión virtual”, perteneciente a este grupo perteneciente a la nueva generación “APIS” (por sus siglas en inglés llamado Aplicación Programa Interfaz) , solucionando todos los problemas presentados anteriormente.

Al igual que las anteriores, presentan varias ventajas aparentemente impresionantes:

Gestiona grandes cantidades sin complicaciones;

Es muy flexible;

Es totalmente configurable;

Permite integrarse adecuadamente con otros sistemas;

Permite completar procesiones totalmente distintivas;

Permite realizar procesiones internamente;

Es totalmente objetivo;

Es infinitamente superior a cualquier otra herramienta;

No existen fallos;

No existen limitaciones;

No existen incompatibilidades;

Es infinitamente escalable;

Es infinitamente flexible;

Es infinitamente económico;

Y muchísimas más… Sin embargo, hay un aspecto muy importante “no existen fallos técnicos en ellas sobre todo si son usadas por un operador” .



Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad